2016 Finalist

Campaña No Es Hora De Callar

EL TIEMPO

Bogotá, Colombia

Category Public Relations and Community Service

Media associated with this campaign

Overview of this campaign

NO TIME TO KEEP QUIET Campaign
In August, 2009, recognizing her condition as a victim of kidnap, torture, and sexual abuse she suffered on May 25, 2000, the journalist Jineth Bedoya Lima, deputy editor of EL TIEMPO Publishing House, decided to let her case become public and thus was born her campaign It is Not the Time to Keep Quiet.
From that date on, Jineth has combined her work as a journalist with her support to women groups victims of gender-based violence all over the country. Her active role in favor of women rights and condemning all kind of violence against them, became supported by EL TIEMPO, which as a news media decided to be in the lead of the initiative, becoming the only media to discuss the serious problems that were being faced by women in Colombia in connection with violence, either within the context of the armed conflict or in their everyday lives at home or at work.
At present, EL TIEMPO is publishing regular reports, articles, and interviews, to shed light on the problem and raise awareness on it.
In 2015, the campaign No Time to Keep Quiet focused in four areas of work with the main objective of making clearly visible the gender based violence, growing in Colombia.


En agosto del 2009, reconociendo su condición de víctima de secuestro, tortura y abuso sexual, ocurridos el 25 de mayo del 2000, la periodista Jineth Bedoya Lima, subeditora de la Casa Editorial EL TIEMPO, decidió hacer público su caso; así nació su campaña No Es Hora De Callar.
Desde esa fecha, Jineth ha combinado su trabajo periodístico con el apoyo a grupos de mujeres en todo el país, víctimas de violencia de género. Su activismo en favor de los derechos de las mujeres y el rechazo de todos los tipos de violencias contra ellas, fue apoyado por EL TIEMPO, que decidió como medio de comunicación abanderar la iniciativa, convirtiéndose en el único medio en hablar de los serios problemas que estaban afrontando las mujeres en Colombia, en el tema de violencia en el marco del conflicto armado, así como en la vida diaria en la casa o la oficina.
En el 2010, Jineth convirtió la fecha de su secuestro (25 de mayo), en un día para hablar de la violencia sexual contra las mujeres colombianas y así conmemorar un día de reconocimiento para ellas. Con esta iniciativa y de la mano de EL TIEMPO, se desarrollaron una serie de eventos nacionales acompañados de contenido periodístico, comerciales de denuncia emitidos por los canales de televisión de la Casa Editorial, así como charlas y encuentros en todo el país. El trabajo en defensa de los derechos de las mujeres vulneradas, acompañado del trabajo periodístico, llevó a que el Presidente de la República decretara en agosto del 2014, que el día del secuestro de Bedoya fuera una fecha nacional para dignificar a las víctimas de violencia sexual.
Actualmente, EL TIEMPO publica periódicamente informes, artículos y entrevistas que visibilicen la problemática y permitan generar conciencia.
En el 2015, la campaña No Es Hora De Callar se enfocó en cuatro áreas de trabajo con el objetivo fundamental de visibilizar la creciente violencia de género en Colombia.


Results for this campaign

During 2015, the No Time to Keep Quiet campaign managed to reactivate the 155-phone line, created for exclusive assistance of women being the victims of violence. There was also organized the I Festival for Women Life which had an impact on several communities throughout the country, and empowered more than 300 women survivors of sexual violence.
Another activity was 'Symbolical Returns', an action which started in August 2015 and that aims at making thousand of women walk back to the places where they were abused and victimized. The first version of such returns took place between the towns Carmen de Bolívar and El Salado, in the Bolívar Department, and it involved more than 700 people, of which 300 were women victims of violence of those regions and other places in Colombia.
Lastly there was launched a campaign of education and awareness for men, in two ways, in the first place through soccer with the show up of the campaign in 5 soccer stadiums at national level during the semifinal games of the most important tournament of Colombian soccer, the Eagle League. On the other hand, more than 1,200 members of the Army were trained and certified for the prevention of violence against women.


Durante el año 2015, la campaña No Es Hora De Callar logró que se reactivara la línea telefónica 155, creada para la atención exclusiva de mujeres víctimas de violencia.
Así mismo, se realizó el I Festival por la Vida de las Mujeres que logró impactar a varias comunidades a nivel nacional y empoderar a más de 300 mujeres sobrevivientes de violencia sexual.
Otro capítulo fue el de 'Retorno Simbólicos', una actividad que se inició en agosto del 2015 y busca que miles de mujeres regresen, mediante de una caminata, a los lugares donde fueron abusadas y violentadas. La primera versión de dichos retornos se realizó entre las poblaciones de Carmes de Bolívar y El Salado, en el departamento de Bolívar y contó con la participación de 700 personas, de las cuales 300 eran mujeres víctimas de violencia de la región y de otros lugares de Colombia.
Por último, se activó un mecanismo de sensibilización para los hombres, a través de dos vías, en primer lugar, el fútbol, con la exposición de la campaña en 5 estadios a nivel nacional durante las semifinales del torneo más importante del futbol colombiano, la Liga Águila.
Por otro lado se capacitó y certificó a más de 1200 integrantes de las Fuerzas Armadas para prevención de violencia contra las mujeres.


Contact

To contact a company representative about this campaign, click here for the INMA Member Directory